Los temas que siempre funcionarán en un blog corporativo

Siempre he pensado que el lanzamiento de Fon a través del blog de Varsavsky es ideal para hacer una tesis de cómo la blogosfera y la web 2.0 cambian el marketing corporativo. Y me reafirmo después de leer los nueve temas que sugiere Guy Kawasaki para tener éxito en comunicación. Varsavsky lo bordó, aunque últimamente creo que su blog ya no responde a las expectativas de Fon.

  

1. Lanzar aspiraciones y creencias. En el caso de Fon, se trataba de una revolución que iba a transformar las telecomunicaciones. Al parecer, esto es ideal para unir emocionalmente al lector con el blog (o la empresa). La Web 2.0 vive mucho de estas aspiraciones revolucionarias. Las empresas que nos dedicamos a esto parecemos a veces auténticos predicadores que tenemos que convencer a nuestros posibles clientes de las bondades de una religión, la Web 2.0, que todavía casi no se toca. Y en España la gente tiene muy poca fe 😉

2. Estrategias tipo David contra Goliath. Varsavsky siempre ha utilizado este camino. Desde la etapa de Jazztel, que combatía el monopolio de Telefónica, hasta la de Fon, donde los gigantes a batir son Vodafone y Movistar. Con esta estrategia se obtiene fácilmente la solidaridad de los lectores. Por cierto, otro que está utilizando brillantemente este camino últimamente es Julio Alonso, con su lucha contra la Sgae. ¡Qué bueno es ser víctima de un Goliath! A mí en cualquier caso, esta estrategia me da mucho miedo, porque en España los Goliaths siempre son muy fuertes y nunca sabemos por dónde nos la pueden devolver. Que se lo digan si no a Enrique Dans, que fue el primero que abrió la batalla contra la Sgae.

3. Ser el primero en contar algo muy interesante que va a venir u ocurrir. Dicho de otro modo, ser un gurú. Creo que todos los bloggers profesionales abusamos muchas veces de esta estrategia. Tanto por cierto ego como porque funciona: la gente respeta al que fue el primero en advertir de algo que iba a pasar. Varsavsky también lo intenta, aunque aquí es donde más flojea. El que más me gusta a mí personalmente de los que tenemos en nuestro entorno es Pepe Cervera.

4. Criticar. Dicho de otro modo, mostrar opiniones en contra de las creencias generalizadas. Varsavsky suele introducir artículos de este tipo cada cierto tiempo, como por ejemplo uno reciente sobre la necesidad de hablar inglés. Esta estrategia funciona muy bien en España, donde nos encanta quejarnos y la envidia es deporte nacional. Por eso la prensa española es tan opinativa. En cualquier caso, es muy positivo que haya gente con espíritu crítico. Sólo así se generan debates, algo muy importante en cualquier blog. El problema de esta estrategia es, obviamente, que genera damnificados. Yo personalmente he tenido muy malas experiencias con la crítica en blogs.

5. Transmitir urgencia (Kawasaki lo llama "ansiedad"). Se trata de animar a la gente a hacer algo lo antes posible. Una táctica muy empleada por los políticos y en las tiendas en periodo de rebajas. Sinceramente, creo que en la blogosfera apenas funciona, aunque en la época de la burbuja ya surgieron un par de buenas páginas con recopilaciones de cosas que se podían conseguir gratuitamente en la Red.

6. Contar aventuras y vivencias personales. A mí personalmente es lo que más me cuesta, por puro pudor. Pero hay blogueros especialmente buenos en este capítulo en España. Me quedo con Varsavsky y, sobre todo, con Carlos Blanco, del que sabemos hasta lo que come los fines de semana. Parece que un buen blog corporativo o profesional debe incluir vivencias personales de su autor, para hacerlo más real. Es decir, más reality blog. Insisto, soy pudoroso y, además, mi vida es bastante aburrida.

7. Dar consejos y explicar cómo hacer ciertas cosas. Aquí hay que citar muchos blogs que paso a paso nos han ido revelando cómo aprovecharnos de ciertas herramientas, como Google (caso de Dirson) o WordPress (caso de Galder). Por supuesto que el mejor ejemplo de este tipo de blogs es Microsiervos, líder indiscutible en la blogosfera española.

8. El glamour. Es decir, contar que se ha estado con tal o cual famoso. En esto Varsavsky es el amo. Entre otras cosas, porque tiene oportunidad de estar con líderes mundiales, tanto políticos como empresariales. Es curioso también cómo muchos bloggers aprovechamos cualquier ocasión para hacernos fotos con las estrellas de la Web 2.0. Está claro que la foto para el blog ha sustituido al tradicional autógrafo.

9. Aprovechar los eventos y acontecimientos ocasionales. Desde un concierto hasta una cena. Cualquier ocasión es válida para bloguearla y contar algo que se te ha ocurrido durante ese evento. Además, todos los que han estado allí o lo han vivido se van a sentir identificados con el post. Viene muy a cuento un reciente artículo de Varsavsky en el que contaba que había estado con su hijo en un concierto de los Rolling Stones. Curiosamente aparecieron varios bloggers que también habían estado allí, algunos pocas filas detrás.

10 (este es de mi cosecha). Utilizar palabras con connotaciones sexuales. No en vano, el segundo post con más comentarios en este blog es el de la orgía de la chica de Pola de Laviana. Y como todo, un consejo: utilizar con moderación.

11 (también de mi cosecha). Crear listas de cosas, a poder ser con diez elementos. Creo que en este post nos acabamos de pasar la recomendación por el aro al crear un décimo elemento.

12 (también de mi consecha) Rankear a la gente. Nosotros en su día lo hicimos con el ranking de blogs. Y creo que casi todos los bloggers tienden a elaborar listas de amiguetes, bloggers innovadores, empresas de éxito, etc. Como todas las listas, esta estrategia tiene el riesgo de la exclusión. Es decir, de que los "olvidados" no se sientan muy contentos.

Comentarios

  1. dice

    Buff. Del 10 olvidate. Quiero decir: Conseguir comentarios es bastante más fácil. Por ejemplo, yo publiqué una entrada sobre el JB Nightology Electric Hotel y ahora mismo tiene ya más de 100 comentarios:
    http://tallerd3.sergiomonge.com/archives/645
    JB no ha sido capaz de instalarse un foro en la acojo-web del evento.

    La cuestión es que ese tráfico extra no me reporta nada (salvo quizas unas pelillas porque la gente que cae perdida en esa entrada supongo que clicará en la publicidad del evento servida por Adsense). Hablar de temas sexuales o con palabras sexuales no aporta nada útil al blog, del mismo modo que esos 100 comentarios tampoco me aportan nada.

  2. dice

    Estoy de acuerdo con:
    (1) sin comentarios, estoy de acuerdo.
    (2) sobre las victimas y el victimismo…como decían Tip y Coll ” y mañana hablaremos del gobierno”.
    (3) ¿ Quien fue primero, el huevo o la gallina?
    (4) Me solidarizo ( auto) contigo mismo.
    (5) Es una buena táctica, si tienes la oportunidad. No obstante la relaciono con (3)
    (6) “Reality blogs”…lo que nos faltaba.
    (7) Cierto, pero solo para blogs especializados.
    (8) ¿ Qué pasa…que mi vecina no es glamourosa?
    (9) Recurso muy utilizado y efectivo. Estoy de acuerdo.
    (10) Desde que publiqué en mi difunto blog “Follar, Follar malditos”, no baja de las 40 entradas diárias. Que decepción.
    (11) Como la lista de objetos deseados del autor. A un programador en una ocasión le regalé un libro que quería.
    (12) Relacionada con (2) desde que cierto Ranking de Blogs ( de cuyo nombre no quiero acordarme) se utiliza para medir a quien le doy publicidad y a quien no…va a ser que no. ( Eso por otra parte sirva de explicación de mi deserción en los Rankings de Blogs)

    Un abrazo desde Santiago de Compontelas como puedas.

  3. dice

    ja! Buena lista para reflexionar sobre las cosas que solemos ver en los blogs… sin duda el aspecto “personal” de este nuevo medio se asemeja al del amigo que te aconceja y que no responde a ningún interes en particular. El interlocutor ideal para cualquier marketinero. Respeto mucho a MV, a quién considero un exitoso hombre de negocios. Ahora, si hablamos de revoluciones…

  4. Blogorri dice

    > Yo personalmente he tenido muy malas experiencias
    > con la crítica en blogs.

    A costa de tu timidez 🙂 ilustranos sobre esas malas experiencias, sobre todo para no caer en el mismo error con esos que no se toman bien la crítica …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *