El dilema de Twitter: ¿Personalizar el timeline o no hacer nada?

En los últimos días han surgido numerosos rumores en torno a la posible conversión del feed de Twitter en un timeline personalizado para cada usuario como el de Facebook. De llevarse a cabo estos planes, al entrar en la herramienta solo veríamos los tweets que el algoritmo estima que son más relevantes para nosotros en cada momento. La alternativa, mantener el timeline como si fuera una emisora de radio, no está funcionando bien en términos de audiencia.

Para mí está claro: Twitter debería haber dado este paso hace mucho. Todos los medios de comunicación clasifican sus contenidos en función de criterios que permiten acercarnos lo más relevante y no solo lo último, como actualmente sucede en esta red social. Pero Twitter ha demostrado hasta ahora tener una enorme incapacidad para cambiar las cosas y, sorprendentemente, se mantiene prácticamente igual que el día que nació.

Es evidente que hay usuarios que se sentirían traicionados si la red de Jack Dorsey da este paso, pero también los hubo cada vez que Facebook ha hecho alguna alteración. No dudo que haya tuiteros a los que les gusta ese estilo “radio macuto” que mantiene Twitter desde sus orígenes, pero para mi gusto, es muy molesto entrar en el timeline y encontrarte con cosas sin relevancia alguna. Y eso que yo soy muy estricto con los usuarios a los que sigo (no más de 300).

Twitter necesita un cambio importante. Yo sigo creyendo en esta red social por su capacidad informativa y por su uso masivo como instrumento de protesta y de juego de influencia. Pero creo que la introducción de algoritmos en el timeline le va aportar mucho valor, siempre que vaya acompañada de modificaciones para que perfiles de personas y de organizaciones no tengan el mismo tratamiento, claro está.

Además, Jack Dorsey tiene que demostrar que no tiene tanto miedo como sus antecesores. Hacer pequeñas modificaciones y comprar startups com Vine o Periscope no funciona si no se tiene la valentía necesaria para integrarlos en el producto principal. Twitter sigue teniendo gran relevancia entre profesionales y creo que tiene capacidad para comerle terreno al mismo tiempo a Linkedin y a Facebook. Incluso manteniendo los 144 caracteres.

Comentarios

  1. Carlos Alonso dice

    Ya tiene la funcionalidad de “Mientras tú no estabas”, y la app te envía un resumen de destacados diariamente, al que puedes recurrir en cualquier momento desde el menú.
    Creo que sería fácil implementar la función de “destacados” en la versión web con acceso directo en el menú superior y que pudieras configurar, si así lo quieres, para que tu timeline salga así por defecto.

  2. Juan Ventre dice

    Twitter -como todas las redes- tiene la fortaleza del anonimato y la debilidad de la falta de verificación de los perfiles. Se han tirado tiranías -gobiernos al fin- desde bunkers de tuiteros de las grandes potencias. Las redes son armas letales. Por otro lado el anonimato fortalece la posibilidad del planeamiento y comisión de enormes delitos, desde la corrupción de menores hasta estafas de guante blanca multimillonarias. También se han subid y bajado a discreción acciones en las principales bolsas del mundo, promoviendo inconmensurables transferencias de riquezas. Al fin distraernos con el timeline y estas pequeñeces ocupa nuestro tiempo en la reflexión crítica acerca del desigual mundo en que vivimos. En la película Ellyseum está claramente descripto el mundo del 2159. ¿Alguien duda la importancia y responsabilidad de las redes en llegar a ese estado ce cosas? Cuando se publique el e-book donde quede claro que Jack D., como las otras caras visibles de este imperio invisible, son sólo íconos de carpetas del poder real para asegurar la sumisión global, tal vez alguna reacción importante suceda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *