Quince redes sociales que han fracasado

Ahora que Facebook y Linkedin van como un tiro en Bolsa muchos piensan otra vez que las redes sociales son un negocio redondo. Pero lo cierto es que la mayor parte de ellas fracasan. Yo mismo he tenido que cerrar algunas, como iBotanika. Y hay unas cuantas historias gloriosas que contar y de las que se pueden aprender algunas cosas. Sirva este artículo para repescar los quince casos más sonados.

1. FourSquare
Sí, la red social de los checkins no va bien. Por una parte, porque su uso no crece desde hace ya dos años y, por otra, porque no encuentra vías de monetización. Y eso que en 2010, un año después del lanzamiento de la startup, Facebook ofreció 120 millones de dólares por ella. Al poco le salieron varios competidores, incluyendo a Facebook y Google, y los usuarios se cansaron de cargar la aplicación para decir dónde están. Agotado el modelo, FourSquare busca ahora rentabilidad, para lo cual está negociando que Microsoft y American Express se conviertan en socios.

2. Eskup y Nettby
El País y 20 Minutos lanzaron casi en paralelo sendas redes sociales de actualidad siguiendo el modelo de Twitter. Se trata de microblogs donde los periodistas cuentan en directo lo que está sucediendo en torno a un determinado tema de actualidad y los usuarios se apuntan para seguirlo. En El País, lo denominaron “medio de comunicación activo”. Alguna vez ha funcionado, pero en general se trata de redes desiertas. Eskup (El País) sigue funcionando, pero Nettby (20 Minutos) ha desaparecido.

3. Keteké
Este es uno de los fracasos más sonados. Al menos en España. Lo promovió Telefónica en 2009 con la billetera en la mano. Diez millones de euros sirvieron para montar una plataforma de redes sociales y un mundo virtual con acceso móvil y, sobre todo, para pagar una campaña de marketing de las que dan que hablar. Y es que Telefónica se trajo nada más y nada menos que a Paris Hilton para presentar el proyecto. Keteké, que no duró ni un año, llegó a ser calificada como “la red social del talonario”.

4. MySpace
Esta red social fue en su momento la más importante del mundo, hasta el punto de que se hablaba de la “Generación MySpace”. Todavía recuerdo cuando luchaba codo a codo con Facebook por el liderazgo del sector. Pero la web de Mark Zuckerberg se la comió en 2008. Por una razón fundamental: era mejor. MySpace no evolucionó. Tenía problemas de usabilidad y su tecnología se quedó estancada. En su momento álgido, en 2005, fue objeto de una sonora compra por parte de News Corp, que pagó la friolera de 580 millones de dólares. Parecía una buena inversión: dos años después se valoraba en 12.000 millones de dólares. Confirmado su fracaso, en 2011 News Corp. la tuvo que revender a Justin Timberlake y un grupo publicitario por apenas 35 millones de dólares. Hoy sigue activa como una centrada en músicos, sector en el que mantiene cierta pujanza.

5. Yahoo 360
Entre 2006 y 2008, cuando todavía Facebook no había consolidado su liderazgo en las redes sociales, surgieron un sinfín de proyectos. Muchos de ellos liderados por los grandes de Internet. Es el caso de Yahoo, que puso en marcha Yahoo 360 para captar usuarios con servicios de conexión entre personas. Nunca entenderé por qué no prefirió reforzar Flickr, una buena web que ya tenía su propia red social. Sea como fuere, se la pegó y hoy ya no existe. Algo parecido le ocurrió con Yahoo Buzz, una copia de Digg que apenas tuvo éxito y se clausuró en 2011.

6. Friendster
Este es un caso histórico, muy similar al de MySpace. Friendster fue la principal red social entre 2003 y 2005, hasta el punto de protagonizar una campaña electoral norteamericana y una película y de recibir una oferta de compra de Google por 30 millones de dólares. Su problema fue técnico: creció sin que sus sistemas informáticos fueran capaces de dar abasto. Y los usuarios empezaron a irse, salvo en Filipinas e Indonesia, donde las conexiones eran más lentas y los internautas no se daban cuenta de las limitaciones de la web. En 2011 se transformó en una web de juegos sociales y desde 2009 pertenece a una empresa malasia (MOL) y su sede social está en Kuala Lumpur. Hay que añadir que los abogados de Friendster sí que hicieron las cosas bien y registraron varias patentes relacionadas con las redes sociales por las que Facebook pagó la friolera de 40 millones de dólares en 2011.

7. Orkut
La historia de Orkut es muy similar a la de Friendster. Nació en el seno de Google de forma muy temprana, a principios de 2004, y pese a que solo se podía acceder a ella por invitación, alcanzó pronto tanto éxito que requirió más servidores y ancho de banda. Pero Google no creía en este servicio, que dejó de la mano de Dios. Sin soporte técnico, la web pronto empezó a ir más y más lenta. Y los usuarios se fueron. Salvo los de algunos países, como India o Brasil, donde el ancho de banda era todavía muy limitado. Hoy en día, Brasil es el único país en el que esta red social compite de tú a tú con Facebook. Google la está integrando progresivamente con Google+.

8. Hi5
Este es un caso muy curioso. Hi5 fue la red social más importante en muchos países de América Latina y en Portugal incluso en tiempos de Facebook. Su gran ventaja es que estaba traducida al español y al portugués. Su desventaja es que espameaba a los usuarios, con lo que su nombre empezó a ser sinónimo de algo negativo. Además, Hi5 no conseguía que los internautas pasaran mucho tiempo en su web, por lo que en 2009, con Facebook en pleno apogeo, abordó un cambio radical de estrategia. Desde entonces es una red de juegos sociales y en 2011 pasó a pertenecer a Tagged.

9. Bebo
Este caso es el más singular. La red social nació en 2005 y tuvo cierto éxito en el Reino Unido, hasta el punto de atraer la atención de AOL, que la compró en 2008 por 850 millones de dólares. Sin embargo, la firma americana no supo sacarle partido y dos años después se empezó a plantear su cierre. Desde entonces ha ido pasando de mano en mano hasta terminar en la de sus fundadores, que pagaron un millón de dólares por ella en julio de 2013.

10. Xing
No es técnicamente un caso de fracaso a nivel internacional, aunque sí lo es en España. Xing, que en su génesis se llamó OpenBC, fue en su momento la principal red social profesional española, tras la compra de los activos de eConozco y Neurona. Sin embargo, Linkedin se la comió poco a poco, tanto en España como en el resto del mundo, con la excepción de su país de origen, Alemania. Llegó a tener una oficina bastante amplia en Barcelona, que terminó clausurando en 2010.

11. iTunes Ping
Es la única red social surgida de Apple, una empresa que como es sabido no suele hilar fino a la hora de generar productos para Internet. iTunes Ping nació en 2010 para agrupar a aficionados a la música. Pero no consiguió apenas éxito, fundamentalmente porque los usuarios eran incapaces de integrarla con otras redes sociales, y Apple la cerró dos años después.

12. Diaspora
Creada en 2010 como la alternativa “libre” y “abierta” a Facebook, tuvo bastante eco mediático, especialmente en las comunidades de desarrolladores de software. En aquel entonces, Facebook estaba empezando a coger mala fama por algunas prácticas que había realizado en contra de sus usuarios, por lo que la idea de Diaspora sonaba bien. Hoy sigue funcionando pero su nivel de uso es ridículo.

13. Gowalla
Es una de las redes que surgieron a raíz del éxito del iPhone y las posibilidades que ofrecía para geolocalizar a los internautas en cualquier momento. De hecho, nació el mismo día que FourSquare, aunque no tuvo la habilidad de su competidor para captar usuarios rápidamente a partir del evento SXSW de Austin, donde también se había gestado Twitter. Facebook la compró en 2011 y la integró con Facebook Places.

14. Jaiku
Es una de las pocas redes sociales surgidas en Europa que han tenido cierto éxito internacional. Nació en febrero de 2006, antes incluso que Twitter pero sin el apoyo de las elites de Silicon Valley que tuvo esta última. Lo cierto es que Twitter le copió hasta la estrategia de las APIs. Quizás por ello, no tardó en aceptar una oferta de compra de Google, que a priori podría utilizar su músculo financiero para hacerla crecer, como anteriormente había hecho con Youtube. Pero no hubo suerte. Google la cerró en 2012 después de liberar el código. No es la única herramienta social que se le ha atragantado a Google: Google Buzz, Google Wave, Dodgeball…

15. Strands
No es técnicamente un caso de fracaso pero sí de cambios de estrategia relativamente frecuentes. Empezó siendo una especie de twitter de recomendaciones de productos para convertirse en 2008, con dinero fresco de los Asensio (Grupo Zeta) y el BBVA, en red social para deportistas (advertencia: fueron clientes de Alianzo). Un par de años después pasó a ser la web corporativa de la empresa, desde donde ofrece sus servicios de software de recomendación.

Comentarios

  1. Jose A. del Moral dice

    Google+ no considero que haya fracasado. De hecho, creo que va relativamente bien. No tiene un índice de uso alto (tampoco Linkedin lo tiene) pero la gente sí actualiza sus datos y sigue subiendo en número de usuarios.

  2. dice

    Hola del Moral!

    Yo si creo que Google+ ha fracasado. Google es el motor de Internet y su red social no tiene ni de lejos el uso de otros servicios como Mapas, traductor, etc. Obliga a los bloggers y webmasters a tener presencia para posicionar, pero si quitas a estos usuarios (que no dejamos de ser usuarios falsos) no tiene muchos usuarios fieles más allá de los empleados de Google y por obligación. No conozco a nadie que “realmente” use Google+.

    Un saludo!
    David

  3. dice

    Diaspora* fracaso? Creo que no estás muy puesto en el tema eh… Ya que Diaspora* lleva un año coo proyecto comunitario y han habido muchos cambios importates de los cuales cabe descatar la adopción de un sistema de versiones semántico para las versiones del software, las mejoras en la arquitectura y el rendimiento de la red social, además de cambios en el diseño.

  4. Jose A. del Moral dice

    Razón no te falta, David. Pero a mí me alucina lo bien que lo han integrado con Gmail. También creo que a nivel empresarial cosas como los hangouts pueden ser la bomba.

    Zagur, Google hizo lo mismo con Jaiku cuando vio que no funcionaba. Es decir, que el hecho de que haya un buen software no excluye que la web de la red se haya estrellado.

  5. fistro dice

    Pues donde me muevo (software libre), sí que veo mucho movimiento en las comunidades de Google+, y conozco varias personas que lo utilizan. Creo que para nada es un fracaso tipo Google Wave, está por ver qué pasará, pero por ahora va poco a poco ganando terreno.

  6. Ana Isabel Gómez dice

    Yo no considero que Fourdsquare haya fracasado. Al revés creo que se usa cada vez más.

  7. Ricardo dice

    Buen artículo!

    En esta página podéis compartir todas las redes sociales que uséis y ver cuáles usan los demás: http://goropo.com

    Saludos.

  8. emmanuel dice

    me encanto el caso de Bebo.. al final termino donde empezo.. y me doy cuenta de que sus antiguos creadores le dieron otro aire a la red cuando la tuvieron de vuelta.. se ve interesante..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *